PILATES Y FIBROMIALGIA REUMATICA

Share

 

Pilates a través del movimiento, la conciencia corporal y el control del movimiento abren la puerta de la serenidad a las personas que padecen fibromialgia reumática.

Cada vez son más los diagnosticados de este transtorno. Aunque las causas no están medicamente identificadas, existe una alteración clara de la actividad de los neurotransmisores musculares, lo que origina dolor crónico.

El dolor de la fibromialgia se localiza especialmente en tejido muscular, tendinoso y  ligamentoso.

¿Cómo ayuda Pilates a mejorar los síntomas de la fibromialgia?

 

Alumnos kotinos Pilates

 

El dolor: la actividad muscular controlada, la regulación de la carga que tiene que vencer el músculo y el trabajo específico y global de todos los grupos musculares y articulaciones disminuyen la intensidad del dolor en todos los casos y lo eliminan en algunos de ellos.

Trastorno del sueño: el sueño se hace más profundo en los días que se ha practicado Pilates, dando al cuerpo la oportunidad de recuperarse del cansancio acumulado y mejorando la salud física y mental en general.

La depresión profunda origina muchas veces un sentimiento de incapacidad. La evolución física y mental que día a día se consigue con Pilates mejora la autoestima a todos los niveles. La persona aprende a hacer y es consciente de su capacidad para mejorar, lo que genera un sentimiento vital positivo. Por otro lado, aumenta la ocupación de la persona hacia sí misma, dejando a un lado las preocupaciones.

Pruébalo, es una buena forma de redescubrir el bienestar físico y mental.

 

Etiquetado con: , , , , ,

Deja un comentario